El masaje con esferas chinas, también conocido como Kung Fu Chio, es un antiguo método terapéutico oriental que se basa en la unión armónica entre el sonido y los masajes, a fin de lograr una relajación total